CONFUSIÓN Y LENGUAJE

"CONFUSIÓN Y LENGUAJE"Recuerdo que allá por 1982, cuando empecé a ir al instituto, durante los inicios de la orgía memocrática. Me enseñaron a distinguir entre el fascista y el demócrata. Básicamente facha era todo lo que había antes desde el amanecer de los tiempos hasta no hacía mucho… “desde hace poco el pueblo es libre”, me dijeron. Los docentes -todos habían estudiado en tiempos de la “oprobiosa”- me explicaron que fascistas son todos aquellos que no desean la libertad de expresión, es más, no se trataba de gente que no te dejara decir cosas, sino que te decían lo que se debía o no decir. También son aquellos o eran aquellos que persiguen o perseguían a los de pensamiento diferente, además de ser aquellos que defienden a los ricachones.

Y es que todos los fachas son ricachones, me dijeron, todos son capitalistas y están en contra del trabajador. Sin embargo, los demócratas son gente humilde, es decir, gente que no hace ostentación de riqueza, gente generosa y que mira por el pueblo. Son también luchadores por la libertad y radicalmente tolerantes. Los demócratas son buenos, los fachas son malos. Pues bien, en este mundo tan extraño que me ha tocado vivir aún no he conocido a un, según ellos, demócrata, y si los hay, o son minoritarios, o son perseguidos o…

¡Paradoja!: Les llaman fachas.

Anuncios