LA PROSTITUCIÓN DE LA ECONOMÍA

"CRISIS Y LA PROSTITUCIÓN DE LA ECONOMÍA"

foto: REUTERS

En este sistema, el poder que logran los bancos a través de sus funciones de inventar, desarrollar, comprar, vender, regular, aumentar, disminuir y destruir dinero es enorme.

En una época en que, además, priva el consumismo materialista más desenfrenado y zafio, tal poder es prácticamente absoluto. La Finanza Internacional posee el Oro, y como sobre éste se apoya el Dinero, posee el Dinero. Al poseer el Dinero, posee el Poder.

El poder de elevar a la cumbre a cualquier mediocridad política y humana, alzada sobre un pedestal de dinero que financiará su campaña electoral; el poder de hundirla, al retirarle su apoyo, cuando convenga. El poder de influenciar, más aún, de determinar, la línea de los grandes medios informativos; que sólo son negocio merced a la publicidad, hermana bastarda de una Economía natural y legítima.

En una palabra, un poder total y absoluto: EL PODER, con el que soñaron, sin llegar jamás a alcanzarlo, los más tiránicos autócratas. El Poder, en suma, más temible y despótico para la comunidad pues, precisamente por ser desconocidos para la gran mayoría sus detentores, es irresponsable.

El “modus operandi” del llamado Robo de los Siglos se manifiesta a través de los ocho siguientes escalones:

1 ) Los beneficios de los empresarios y el pleno empleo de los obreros dependen del nivel de ventas…

2 ) El nivel de ventas depende de la cantidad de dinero en circulación.

3 ) La cantidad de dinero circulante depende de los préstamos de los bancos privados…

4 ) Los préstamos de los bancos privados dependen de los depósitos en el banco “central”…

5 ) Los depósitos en el banco “central” dependen de los préstamos hechos por dicho banco al comercio exterior…

6 ) Los préstamos del banco “central” al comercio exterior dependen del movimiento del oro…

7 ) El movimiento del oro depende de los cambios de moneda extranjeros y, por último:

8 ) Los cambios de moneda extranjera dependen de las manipulaciones de la Finanza Internacional.

Moraleja:

El banquero internacional empezó a prestar sus promesas de pagar (recordemos que los bancos no prestan nada en realidad, sólo anotan cantidades en cuenta) a importadores y exportadores. Sus promesas de pagar fueron causa de una salida de oro. La salida de oro hizo que el banco “central” cancelara sus préstamos. La cancelación de los préstamos del banco “central” hizo que la banca privada cancelara los suyos. La cancelación de los préstamos de la banca privada fue causa de que las empresas se hundieran. El hundimiento de las empresas trajo como consecuencia el hundimiento de los beneficios. El hundimiento de los beneficios produjo una baja de salarios, y, en muchos casos, el paro obrero.

 Y entonces… Entonces el país pudo producir más barato y el banquero internacional no tuvo que cumplir sus promesas de pagar, dando dinero auténtico por ellas, después de todo. Y así pudo obtener, cuando volvió la normalidad, tras haber arruinado a millones de sus conciudadanos, un quince por ciento de interés por el préstamo de nuevas promesas de pagar en la República de Monomotapa. Lo cual está muy bien, teniendo en cuenta que todo ese tinglado se hizo con el dinero de los demás y que, en un mundo cuerdo, él sería un pobre diablo con los bolsillos vacíos.

En vez de ello, es el detentor de un irresponsable poder; presidentes y soberanos son monigotes que él maneja de acuerdo con los designios de una demente política milenaria. El, y sus congéneres, han logrado prostituir a la Economía Mundial.

Esa prostitución se lleva a cabo en el Burdel de las Mentiras:

– La mentira de que un hombre que ha prometido pagar diez veces más dinero del que posee podrá cumplir su promesa.

– La mentira de que una pérdida de oro es desastrosa.

– La mentira de que los cambios de moneda extranjera deben mantenerse fijos, y alterarse sólo cuando los bancos “centrales” lo deciden.

– La mentira de que un país vive, sobre todo, gracias a su comercio de exportación.

– La mentira de que un poder adquisitivo elevado en el mercado doméstico es nefasto porque puede perjudicar a los precios del mercado de exportación.

 – La mentira de que los salarios elevados son un peligro para dicho mercado exterior.

– La mentira de que un país que no exporta más de lo que importa está viviendo por encima de sus propios medios.

– La mentira de que el remedio contra la “super-producción” consiste en la destrucción de cosechas, el sabotaje de la Máquina y el paro obrero.

– La mentira de que el dinero es una mercancía y no un instrumento de medida y cambio.

Y, en la cúspide de esa pirámide de mentiras, como colofón lógico de las falsas premisas en que se apoya, la Mentira de que un hombre, una comunidad, un país… todo un mundo; pueden arruinarse por haber trabajado demasiado. Mientras, el Hambre empieza a hacer su aparición cuando los stoks de toda clase de mercancías han llegado a su punto más alto.

He aquí el resultado mágico del Capitalismo Internacional. Desmoralización general; destrucción del ahorro; proletarización de las clases medias; endeudamiento colectivo; salvaje presión de los impuestos; descrédito del concepto del Trabajo y laica canonización de los “listos”; tiranía anónima de una caterva de indeseables y supresión paulatina de todas las libertades en aras de una téorica Libertad sin contenido alguno.

Ese camino de calamidades conduce, inevitablemente, al Paraíso en la Tierra ofrecido por Satán: al Capitalismo de Estado, el mal llamado “Comunismo”, falso contrario del Capitalismo, y en realidad su hijo natural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s